Este grupo “es (la) caña” (edición 2017)


Hoy, tras una rápida ducha y un “rico” desayuno #omelette , hemos ido a pillar el bus, ¡que por cierto!, para no perder la tradición (y bien saben de ello Telmo, Juan Manuel y Unai…) otros tres compañeros, de cuyos nombres mejor no acordarnos, han vuelto a llegar a tarde.
Hemos de admitir que la trayectoria a la empresa “Scania” ha sido un poco “turbulenta”. Durante una hora nos hemos ido alejando del centro de Bangalore, y nos hemos adentrado en una zona industrial. Durante la segunda hora, seguíamos adentrándonos aún más en el cogollito hasta finalmente llegar a nuestro destino, en el que nos daban la bienvenida con los brazos abiertos los trabajadores de la empresa. La visita ha sido “muy interesante”, pues nos han explicado el proceso de ensamblaje de autobuses y camiones, y decimos explicar, porque lo que es ver, no hemos visto nada, ya que que no se estaba ensamblando nada por ser viernes y festivo. ¡Cómo nos ha costado entender el inglés hindú! Pero pasito a pasito, ya nos vamos faciliarizando, aunque sea despacito 😉

Diapositiva1

Nota a pie de foto: Este grupo “es (la) caña” (atención al juego de palabras).

A posteriori, nos hemos acercado a un hotel, en el cual hemos comido muy muy muy bien. So less spicy!

Diapositiva2

De vuelta a nuestro hogar, algunos, y decimos sólo algunos ya que otros tantos han aprovechado para echar una siestecita… hemos apreciado la real India. Una India colorida, llena de olores, sonidos, y desgraciadamente, pobre. En el momento más inesperado, con calzador, nos han metido una visita a una ONG, aunque sinceramente, parecía un templo. Dentro del mismo, nuestro guía nos ha dado dos grandes lecciones. La primera, y las que más nos ha tocado, es que: todos debemos tener una meta en la vida, pues sino, no conseguiremos nuestra propia felicidad. La segunda, es que hay que llevar a cabo un buen acto de fe, ayuda y generosidad, sin esperar nada a cambio. También hemos aprendido que el Dios Shiva marca los objetivos a largo plazo, miemtras que el Dios Krishna nos indica el camino.

Diapositiva3

Vuelta al bus, música hindú, lluvia monzónica y saltos de alegría (bache tras bache)… ¡hemos conseguido llegar a nuestro destino!
Después de nuestro ratito de libertad, nos hemos reunido con l@s estudiantes de National School of Business of Bangalore para realizar un caso de estudio conjuntamente con ell@s. Ha sido un placer poder compartir mesa y mental con otros estudiantes de nuestra misma edas, pero con una mentalidad muy distina de la nuestra. Y es que ya lo decían los teletubbies, para gustos, los colores. También ha sido toda una sorpresa el speech del director de la National School of Business, ¡igualito a nuestro querido Jonmi! Hemos aprendido muchas cosas, como por ejemplo: que todos los nombres tienen un significado, y si no lo tienen debemos crearlo nosotros, que los japoneses no miran a los ojos… pero sobre todo, que hay que respetar la identidad de cada persona y que ninguna visiónd del mundo es la correcta (o incorrecta), sino que debemos respetarnos mutuamente. Aún y todo lo más enriquecedor ha sido poder contrastar opiniones y prejuicios entre la cultura hindú y la nuestra, eliminando así ideas erróneas como la boda concertada.

Y con esto y un chupete, hasta mañana a las siete (de la mañana).

PD1: ¡QUEREMOS MÁS SPEECHES DE JONMI Y ASUN!

PD2: Nos encantaría poder desvelar lo que se está cociendo en la sala de reuniones del hotel, pero os vamos a mantener en vilo hasta el día de mañana. Que tiemble la Chaquira!!!

300x300

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s